Guía y información útil de viaje de Guangzhou

Guangzhou (Cantón), una metrópolis próspera, es la capital de la provincia de Guangdong ubicada a lo largo de la costa sur de China. Siendo un excelente puerto a lo largo del río de las perlas, con un rápido acceso a Hong Kong y Macao, la ciudad sirve como centro político, económico, científico, educativo y cultural en el área de Guangdong. Siendo las primeras ciudades beneficiadas de la política de Reforma y Apertura desde 1978, la ciudad actúa como pionera del desarrollo económico del país, con numerosas empresas, que ofrecen muchas oportunidades de trabajo y hacen de la ciudad un área muy poblada. Guangzhou es especialmente próspera en comercio, turismo, gastronomía, finanzas y bienes raíces. Para los viajeros, la ciudad muestra mucha atracción a través de sus famosos lugares de interés, como la Estatua de las Cinco Cabras en el Parque Yuexiu, el Río de las Perlas y la Montaña Nube Blanca.


Guangzhou, la puerta sur de China, tiene un sistema de transporte que se irradia a todo el país e incluso al mundo. Tiene vuelos directos con México, Los Ángeles de EE. UU., Vancouver de Canadá, Londres de Reino Unido, París de Francia, Ámsterdam de Holanda, Sydney y Melbourne en Australia, Singapur, Kuala Lumpur de Malasia, Bangkok de Tailandia y muchos otros destinos asiáticos. Si ya se encuentra en China, una amplia gama de vehículos puede facilitar su viaje hacia y desde la ciudad, incluidos los aviones, trenes, autobuses de larga distancia y barcos. El transporte urbano es generalmente bueno debido a las carreteras de planificación ordenada y los autobuses urbanos, los taxis y el metro desarrollados.

Monumentos y atracciones turísticas de Guangzhou

Como una de las primeras ciudades más famosas para los extranjeros, hay muchos sitios históricos en Guangzhou. El Mausoleo del Rey del Reino de Nanyue y el Templo Ancestral de la Familia Chen y nos muestran la historia de la ciudad. La Montaña de Nubes Blancas y el Parque Yuexiu presentan el paisaje natural. La isla de Shamian aún conserva algo de su antiguo esplendor con arquitecturas exóticas.